Neurocirujanos de UHealth en el Holtz Children’s Hospital realizan una cirugía para salvar la vida de niña de 13 años con malformaciones de venas gigantes y aneurismas en el cerebro

Quiénes:

Dr. Robert Starke, neurocirujano y neuroradiólogo de UHealth, y codirector de neurocirugía endovascular de Jackson Memorial Hospital
Dra. Heather McCrea, neurocirujana pediátrica de UHealth y directora de neurología pediátrica de Holtz Children’s Hospital.
Lyanette Calderon, enfermera, Holtz Children’s Hospital
Sasha Gadea, paciente
Yudith Gadea, madre de Sasha
Michael Mayer, padre de Sasha

Qué:

En 2017, Sasha Gadea comenzó a sufrir de dolores de cabeza. Inicialmente, los padres de Sasha la llevaron a que le revisaran la vista porque usaba anteojos. Sin embargo, dos años después, sus dolores de cabeza empeoraron.

“Recibí una llamada de su escuela diciendo que no se sentía bien”, dijo Yudith Gadea, la madre de Sasha. “Cuando la recogí, Sasha tenía un fuerte dolor de cabeza y había perdido la visión en su ojo izquierdo”.

Los padres de Sasha primero llevaron a la niña de 13 años a un hospital cerca de su casa en Key Largo, y la derivaron al Bascom Palmer Eye Institute en la Universidad de Miami / Jackson Memorial Medical Center. Una vez allí, su condición empeoró. Sasha comenzó a vomitar e inmediatamente fue llevada de urgencia al departamento de emergencias de Holtz Children’s Hospital.

“Mientras estaba en la sala de emergencias, la visión de Sasha volvió”, recuerda su madre. “No fue hasta que se hizo una resonancia magnética que los médicos pudieron darnos un diagnóstico”.

Sasha padecía una afección llamada malformación anteriovenosa (MAV) cerebral, un trastorno congénito que consiste de una maraña de vasos sanguíneos anormales que conectan las arterias y las venas en el cerebro. Para empeorar las cosas, Sasha también tenía tres aneurismas dentro de esta malformación. Sasha corría el riesgo de sufrir hemorragias potencialmente mortales y también sufrir discapacidades significantes como resultado de una ruptura.

“El caso de Sasha fue muy desafiante porque tenía una malformación anteriovenosa muy grande que se extendía profundamente en el cerebro”, dijo la Dra. Heather McCrea, neurocirujana pediátrica de UHealth y directora de neurocirugía pediátrica en el Holtz Children’s Hospital. “Dado que es muy joven, tenía un riesgo de por vida de tener complicaciones mayores por la MAV”.

La Dra. McCrea comenzó a consultar con el Dr. Robert Starke, neurocirujano vascular y neuroradiólogo de UHealth, y codirector de neurocirugía endovascular en el Jackson Memorial Hospital.

“El caso de Sasha es tan notable porque la mayoría de los centros médicos habrían considerado su caso inoperable dado al gran tamaño de la malformación”, dijo el Dr. Starke. “Después de estudiar su caso, confiamos en que la embolización y la cirugía le salvarían la vida y reducirían su riesgo de sufrir hemorragias mensuales y sufrir discapacidades sustanciales”.

El 7 de mayo de 2019, Sasha se sometió primero a una embolización endovascular, un procedimiento mínimamente invasivo en el que el Dr. Starke colocó un catéter a través de su pierna y lo pasó a través de la arteria para cerrar vasos gigantes y aneurismas, que básicamente alimentaban a la malformación anteriovenosa.

“El procedimiento de embolización creó una vía segura para avanzar con la cirugía para extirpar la malformación y tratar los aneurismas”, dijo el Dr. Starke. “Este procedimiento nos aseguró que podríamos tener una cirugía más corta, más rápida y más segura, y redujo la necesidad de administrar transfusiones de sangre a Sasha durante la cirugía”.

Unas horas más tarde, el Dr. Starke y la Dra. McCrea realizaron la cirugía para extraer la malformación anteriovenosa y tratar los aneurismas, y lograron eliminar de forma segura toda la malformación en una sola pieza, que medía casi siete centímetros –
aproximadamente el largo de una tarjeta de crédito.

El programa de neurocirugía endovascular en Jackson Health System es uno de los pocos centros en el país que tiene una sala de operaciones híbrida, que combina una sala de angiografía y una sala de operaciones. La Dra. McCrea y el Dr. Starke realizaron una angiografía en Sasha inmediatamente después de sacar la malformación para asegurarse de que toda estaba fuera.

Casi 24 horas después, los padres de Sasha se reunieron con ella.

Sasha fue dada de alta seis días después de su cirugía, y se ha recuperado notablemente. Desde entonces, ha podido reanudar sus actividades favoritas, como nadar, andar en kayak y andar en bicicleta.

Ella dice que esta experiencia ha cambiado su vida para lo mejor.

“Estoy feliz y me siento diferente, pero en el buen sentido”, dijo Sasha. “Después de esto, tengo una nueva perspectiva de la vida. Pienso dos veces antes de decir o hacer algo”.

Sasha está emocionada de continuar el séptimo grado en Key Largo School, y le gustaría seguir una carrera en ingeniería ambiental.

Pueden descargar fotos de Sasha en: https://rb.gy/pb6wca

Cuando:

lunes, 23 de diciembre, 10 a.m.

Donde:

Jackson Memorial Hospital
Ira C. Clark Diagnostic Treatment Center, sala 254
1080 NW 19 Street
Miami, FL 33136

Notas del Editor:

La prensa puede estacionarse afuera del edificio DTC.

# # #

Jackson Health System
1611 N.W. 12th Avenue Miami, FL 33136

UHealth Jackson logos

Enlace de Prensa

Lidia Amoretti
Lidia.amoretti@jhsmiami.org
305-801-6556

Media Relations Outreach

The Media Relations & Outreach team works with local, national and international print and broadcast media and other external audiences to showcase Jackson’s physicians, staff, research and medical services. The team also works reactively, responding to media inquiries on a variety of medical-related issues.

For more information, contact our media team:
Media Relations & Outreach
Alamo Building, 2nd Floor
1611 N.W. 12th Avenue
Miami, FL 33136
305-585-7213
305-585-7200 (fax)